Usando reflexiones especulares

Eche un vistazo a los anuncios de revistas de automóviles, joyas, bebidas, platería, incluso productos electrónicos, y notará que emplean reflejos especulares para mostrar la "belleza" de los productos.

En lugar de eliminar los reflejos con un filtro polarizador, algunas veces queremos usarlos a nuestro favor, creando luz especular con la iluminación. Esta luz funciona como un espejo reflector en una fuente de luz en un objeto; también puede describirse como reflexión directa. 

En muchos casos una luz especular es un reflejo no deseado de una fuente de luz, por ejemplo, el sol. Sin embargo, utilizada correctamente, la reflexión especular proveniente de grandes fuentes de luz ayuda a definir la forma de una superficie brillante o altamente reflectiva, como el vidrio o croma.

Un ejemplo clásico de esto es una botella de vino, por ejemplo, esta hermosa botella Rubicon Cabernet Franc del año 2003 de Francis Ford Coppola (vista en la parte superior izquierda). Para iluminar la botella oscura, voy a usar dos lamparas Fresnel Arri de 650 watts. Si uso las lámparas limpias, las veré reflejadas como puntos individuales de luz en el vidrio oscuro. Esto no es una vista placentera, y no ayuda a definir la forma de la botella. Sí, obtenemos una exposición, pero no le hacemos ningún favor a esta simple y hermosa botella, iluminándola solamente con luz dura. 

En su lugar, necesitamos incrementar el tamaño de la fuente de luz, para que se hagan lo suficientemente grandes para reflejar todo el largo de la botella. En este caso, voy a rebotar los Fresneles en dos grandes hojas de espuma blanca (Foam board). Llenando uniformemente el foam board con luz del fresnel de 650-watts, convierto un punto de luz de 15 cm en una fuente de 40 x 60 cm. Ahora lo que vemos en la botella es el reflejo de las hojas de espuma que ayudan a revelar la forma de la botella, lo cual es mucho más placentero a la vista, en lugar de ver los dos puntos solitarios de luz.

Esto se logra utilizando la reflexión especular a nuestro favor.

Ahora, lograr el resultado deseado suena un poco más complicado que simplemente tener dos grandes hojas de espuma. Para dejarlo más claro, la botella es un espejo en su totalidad. Por lo tanto, tuve que llenar de negro alrededor de la botella para no reflejarme en ella o cualquier parte de la habitación en la que estaba trabajando. Usando dubetyn (tela de sarga con acabado mate y alta opacidad, utilizada para bloquear luz) colgada de un C-stand (Tripie Century), rodee la botella de negro, y ésta lo reflejaba, dándole al vidrio un aspecto limpio y liso. 

Asimismo puse “siders” (banderas negras sólidas) en los lados de los Fresneles para evitar que los mismos accesorios se reflejaran en el vidrio. Para estos siders, simplemente usé pedazos de foam board de 60 x 90cm sobre C-Stands.

La cámara y yo también nos reflejamos en la botella. Para remediarlo, colgué largas piezas de duvetyn enfrente de ella y corté un pequeño agujero, a través del cual metí el lente. Esto borró mi reflejo y el de la habitación detrás de mí de la cara de la botella.

Finalmente, quería trabajar esto como si la foto fuera para un anuncio, por lo cual el nombre en la botella era muy importante. Resaltar las letras de oro en el vidrio negro no fue tarea fácil. Usé un fresnel Arri de 150 watts en una posición alta, apuntando hacia la botella y exponiendo las letras doradas. Después, puse otra bandera negra tan cerca de la botella como fuera posible, sin que ésta estuviera en el encuadre, utilizando esta herramienta para cortar el reflejo especular proveniente de la lámpara de 150 watts de la curva superior de la botella.

Este principio de luces especulares se aplica cuando se fotografía cualquier superficie brillosa o reflejante. En fotografía de carros, por ejemplo, se sigue el mismo concepto, usando fuentes de luz muy grandes o rebotes típicamente de 50 x 100cm, o incluso más grandes, creando mayores reflejos a través de la superficie del carro.

Cualquier fuente de luz puede producir una reflexión especular en una superficie brillosa o reflejante. Cuanto mayor sea la fuente, más ayudará a definir la forma de la superficie. El foam board es una excelente fuente, ya que no tiene textura y por lo tanto aparecerá como un resaltado suave. Puedes usar cualquier material de color para crear una luz especular, pero cuidado: si tu material tiene alguna textura o patrón, posiblemente puedas verlo en el reflejo del objeto. 

Por ejemplo, podría haber usado un Softbox (accesorio que permite difuminar la iluminación del flash) para crear la luz especular en la botella de vino, pero cualquier arruga en la difusión frontal del softbox podría haberse visto a través de la luz.

Cuando trabajamos con luz especular, es útil recordar la ley de la reflexión, donde el ángulo de incidencia es igual al ángulo de reflexión. Esto significa que el ángulo preciso en el que la luz incide sobre una superficie brillante o vidriosa es igual al ángulo que la luz refleja en dirección opuesta.

Mira los anuncios en las revistas sobre automóviles, joyas, bebidas, cubiertos e incluso productos electrónicos, y te darás cuenta que emplean luz especular para resaltar la “belleza” de los productos. Estudiar estos anuncios y luego analizarlos pensando en cómo se hicieron, es una gran forma de expandir tu conocimiento y experiencia, sin requerir el acceso a las luces y los productos.


This article was originally published in English here.

Comments

Subscribe Today

Act now to receive 12 issues of the award-winning AC magazine — the world’s finest cinematography resource.

Print Edition   Digital Edition
October/November 2020 AC Magazine Cover September 2020 AC Magazine Cover August 2020 AC Magazine Cover